Encara hi ha algú al bosc
Cía. Cultura i Conflicte (Cataluña)

  ESPECTACULO INAUGURAL      ESTRENA 

Miércoles 1 de septiembre (21.30 h) TEATRE TARRAGONA

Sucedió en el corazón de Europa, a dos horas de avión de Barcelona. Aquí disfrutábamos de la euforia olímpica. En Sarajevo la habían vivido un año antes. De repente, la televisión nos servía imágenes de los campos de concentración en Bosnia y Herzegovina, mezcladas con el recuento de medallas olímpicas en Barcelona. En noviembre de 2020 se cumplirán 25 años desde que acabó oficialmente aquella guerra, en la que entre 25.000 y 50.000 niñas y mujeres fueron violadas como estrategia de limpieza étnica. La mayoría de las víctimas son musulmanas, pero también hay de origen croata, serbio y gitano. Sus relatos son idénticos, y muchas de las supervivientes lo viven en silencio, ignoradas por las instituciones y rechazadas por las propias familias. Esta obra da voz a la memoria y a la determinación de estas mujeres y de los hijos e hijas nacidos de las violaciones de luchar contra el olvido, ahora que los focos y las cámaras ya hace tiempo que se fueron de Bosnia. Para Nevenka, Milica, Meliha, la guerra todavía no ha acabado. El dolor que sienten es tan grande que, para ellas, “Todavía hay alguien en el bosque”. ¿Y nosotros, dónde estávamos? ¿Dónde estamos?

Catalán. 100 min.


Ficha Artística
Dramaturgia: Anna Maria Ricart Codina
Investigación y documentación: Teresa Turiera-Puigbò Bergadà
Dirección: Joan Arqué Solà
Interpretación: Ariadna Gil, Montse Esteve, Òscar Muñoz, Magda Puig, Judit Farrés, Pep Pascual i Erol Ileri
Movimiento y ayudanta de dirección: Carla Tovías
Música: Pep Pascual y Judit Farrés
Vídeo: Erol Ileri Llordella y Tyler Franta
Diseño de escenografía: Xesca Salvà Construcción de escenografía: Jorba-Miró Diseño de vestuario: Rosa Lugo
Diseño de iluminación: Sylvia Kuchinow Jefe técnico: Xavier Xipell “Xipi”
Técnicos en gira: Rafel Roca i Marc Jódar Dirección de producción: Òscar Balcells Producción: Judit Codina Serra
Crítica
“Ricart y Arqué podrían haber levantado un montaje todavía más tremendo. Pero decidieron incluir momentos que nos permitieran respirar. Para ello, introducen la vida real de los actores, para que nos hablen de que hacían en el momento que, en los Balcanes se estaban cometiendo atrocidades y en Barcelona, celebrábamos los Juegos Olímpicos o la primera Champions del Barça. Es muy impresionante ver la proximidad de la tragedia y cómo de lejos estábamos. Como ahora, nos recuerdan, que el Mediterranio está sembrado de inmigrantes muertos.” Andreu Gomila, El Temps de les Arts.